jueves, 6 de marzo de 2008

Gyula Kosice: La Ciudad Hidroespacial



Por Luciano Giusti (Entrevista publicada en la revista Notifé en marzo de 2008)

Con casi 84 años de edad, Gyula Kosice sigue creando con pasión. El inventor-creador del Manifiesto Madí, es famoso por sus esculturas que utilizan agua en movimiento y por su proyecto de hacer una Ciudad Hidroespacial.

La aparición del Manifiesto Madí en los años 40 del siglo pasado significó una ruptura con lo que hasta ese momento se estaba haciendo en el arte occidental. Los Madí crearon, desde Buenos Aires, un estilo reconocido por utilizar en la pintura el marco recortado y la no representación, es decir, el arte para ellos no debía copiar la realidad sino crear e inventar algo nunca visto por el ser humano.
En 1946 Kosice crea el nombre Madí, contracción de “Madrí, Madrí, no pasarán” de los republicanos españoles, y crea el Manifiesto Madí que guiará todas sus creaciones, ya sean pinturas, esculturas, proyectos arquitectónicos o poesías.

A la hora de crear ¿Qué te inspira?
El motor principal es la imaginación. Si vos podés imaginar una obra inédita y la llevás a la realidad es de alguna manera una obra de arte. Me refiero a que no existe la aprehensión de la realidad y el arte ya no es una superestructura ideológica, el arte es para mí la moneda de lo absoluto. Esta obra aparece así, (N del R: señala uno de sus objetos) yo no la vi nunca antes, es algo inédito. Esa es mi forma de captar la realidad y transformarla a través de la creación. En una obra de arte no debe haber ninguna representación, ni expresión, ni significación. Y finalmente, como premisa principal, pienso que habría que agregar júbilo y negación de toda melancolía. Esa es mi toma de posición filosófica en el arte.

¿En qué se basa tu idea de hacer una Ciudad Hidroespacial?

Yo propongo una filosofía “porvenirista”, es decir, de lo que está por venir. Por eso considero que la Ciudad Hidroespacial a la larga va a tener sentido, cuando el crecimiento demográfico sea tal que de acá a treinta años tengamos alrededor de 30 millones más de habitantes por continente. Por eso propongo la Ciudad Hidroespacial, un hábitat a mil doscientos metros de altura que se mantenga con un aparato de fusión en frío, y que pueda mantener a esa altitud una ciudad que se pueda desplazar por los cielos y así ocupar a esa altura los territorios de cada país y los océanos. No va a haber otra solución.


Técnicamente la Ciudad Hidroespacial funcionaría con agua…
Su fuente principal es la electrólisis, donde se separa la molécula del agua (H2O) para obtener oxígeno y energía a partir del hidrógeno. Sin embargo, la energía de la Ciudad Hidroespacial todavía no está resuelta, se está hablando de la fusión en frío, que vendría a ser una técnica como la que usa un submarino nuclear.

¿Por qué es tan importante el agua en tus obras?
Yo llegué al país cuando tenía cuatro años, soy de origen húngaro, y en el viaje en barco hacia Argentina lo único que veía era agua y estrellas. Fueron días y días de travesía en el océano atlántico. Imaginate el impacto que me provocó a esa edad… Uso la imagen del agua en mis esculturas como una reivindicación de lo que yo vi de chico. Y en la mayoría de mis obras utilizo el agua móvil, lo que vendría a llamarse un hidrocinetismo.

Fue por muchas de sus ideas que Kosice admite que en algún momento lo han acusado de tener algún tipo de locura, por proponer “cosas que no tienen un asidero, por ahora, lógico.” Pero Kosice justifica sus inventos afirmando que “a muchos artistas les ha pasado lo mismo y han superado los tiempos, como es el caso de Leonardo Da Vinci, quien anticipó cosas que recién ahora se están realizando.” “Para mí, -afirma Kosice- Leonardo es el prototipo del artista creador.”



¿En algún punto tu arte roza las ideas de la ciencia ficción?
No, yo estoy en contra de la ciencia ficción, porque si yo establezco unas coordenadas con lo que imagino ya no lo creo una ficción, es una realidad mía. Lo único que hago es comunicar eso que ya considero una realidad. El artista necesita comunicar su obra, es su necesidad vital. No hace para él la obra, la hace para que todo el mundo pueda de alguna manera disfrutar de lo que él hace. La ciencia ficción lo que hace es una ficción dentro de la ciencia. Yo ahí borro ficción, para mí es la realidad.

De una de tus poesías saqué la frase “la curación por la creación” ¿La creación puede curar?
Yo creo que a alguien que padece alguna enfermedad, la creación hace que aminore el dolor. No es una panacea, pero si uno está creando permanentemente deja de lado el dolor y se dedica a la creación. Eso me está pasando a mí ahora. Yo tengo un dolor muy grande en estos momentos. Estoy de duelo, hace cuatro meses falleció mi mujer quien era mi alma mater, era todo para mí. No quiero hablar de eso, pero para mí seguir en actividad en la creación es lo único que me queda.

A lo largo de tu vida te has encontrado con grandes personalidades de la cultura, como Jean Paul Sartre, André Malraux, Ray Bradbury, Jorge Luis Borges…
Yo estuve casi siete años viviendo en París, allí hice entrevistas y dos libros. También tuve la oportunidad de conocer a Lucio Fontana, Pierre Restany, Jean Arp, Enrique Pichon Riviére, Le Corbusier y Umberto Eco, entre otros. Más de la mitad de estas personas marcaron al siglo veinte de una u otra manera. Es decir, han creado algo que los singulariza de todos los demás, porque ellos han sido creadores.
¿Como artista sentís que ya marcaste tu estilo?
Me falta un porcentaje muy importante todavía en cuanto a creación. Ahora estoy trabajando con la luz LED (Light-Emitting Diode -diodo emisor de luz). Y estoy proyectando para afuera una escultura monumental de siete metros.



Homenaje a la Democracia
(Av. 9 de Julio y M. T. de Alvear)

“El monumento Homenaje a la Democracia no representa nada, presenta… La escultura está situada en Buenos Aires y tiene un nombre que es Homenaje a la Democracia, pero los subtítulos no los han puesto, no sé por qué. La escultura tiene tres chorros de agua a los que llamé Paz, Libertad y Solidaridad. Sin Paz y sin Libertad no se puede vivir y lo que nos falta a los argentinos es un poco de Solidaridad. Se dice que los argentinos somos solidarios pero tendríamos que serlo más. Estamos en el mismo país y tenemos el mismo lenguaje, ¿qué más queremos? Tenemos riquezas pero nos falta solidaridad.”

Madí, inventa y crea

¿Qué le dirías a quienes de alguna manera están en el arte?
Yo no sirvo para mensajes pero lo único que les diría a los artistas es que se armen de toda la imaginación que puedan, que ella sea el motor de sus vidas y que esa imaginación cree objetos inéditos que no hayan sido vistos antes por ningún ser humano.
Son tiempos de cambios ahora. No como se dice “de crisis”. Yo parto de la tríada arte, ciencia y tecnología, pero con la tecnología que se viene, tenemos que aprovechar lo mejor de ella. Los cambios van a pasar en todos los órdenes, va a haber que adaptarse rápidamente a lo actual y a lo que está viniendo.

Links
www.kosice.com.ar

No hay comentarios: